José Saramago, 20 años del Premio Nobel

El pasado lunes 12 de noviembre asistí a la actividad ¨José Saramago, 20 años del Premio Nobel de Literatura¨ en la Sala ¨Rubén Martínez Villena¨ de la UNEAC. Durante la celebración se desarrolló un coloquio sobre el escritor portugués integrado por los intelectuales Rodolfo Alpízar Castillo, traductor de novelas y teatro de Saramago, María Isabel Ribeiro Gaspar, lectora del Instituto Camões, y Olga Marta Pérez, de la Editorial UNION. Las palabras de apertura fueron dichasNancy Hernández, Vicepresidenta del Instituto Cubano del Libro, y estuvieron presentes, junto con escritores y artistas, diplomáticos de las Embajadas de Portugal y de Timor Leste.

 Durante el coloquio Rodolfo Alpízar se refirió a la estrecha relación de José Saramago con Cuba y su generosidad al ceder los derechos para la publicación de sus obras en nuestro país. En lo personal diré que tuve el gusto de escuchar a José Saramago en su última visita a Cuba en el año 2005, en Casa de las Américas. Entre sus novelas ¨El Evangelio según Jesucristo¨ es una de mis favoritas. Sin embargo, este coloquio por los 20 años de su Premio Nobel me permitió descubrir una faceta desconocida por mí:el José Saramago poeta.

En la actividad fueron escuchados los versos de su poemario ¨Los Poemas Posibles (Os Poemas Possíveis, en portugués)¨, el segundo libro que llegó a publicar en 1966, musicalizados por la cantante Lindiana Murphy y la pianista y compositora Rosa García, en compañía del saxofonista Alexander Díaz. También se leyeron fragmentos de la novela ¨Memorial del Convento¨. Desde este Blog les presento algunos de dichos poemas, aunque sin la magia de la música.

Nevalis Quintana.

Processo

As palavras mais simples, mais comuns,

As de trazer por casa e dar de troco,

Em língua doutro mundo se convertem:

Basta que, de sol, os olhos do poeta,

Rasando, as iluminem.

 

Proceso

Las palabras más simples, más comunes,

Las de andar por casa y dar a cambio,

En lengua de otro mundo se convierten:

Basta que,de sol, los ojos del poeta,

Rozándolas, lasiluminen.

 

«Há-de haver»

Há-de haver uma cor por descobrir,

Um juntar de palavras escondido,

Há-de haver uma chave para abrir

A porta deste muro desmedido.

 

Há-de haver uma ilha mais ao sul,

Uma corda mais tensa e ressoante,

Outro mar que nade noutro azul,

Outra altura de voz que melhor cante

.

Poesia tardia que não chegas

A dizer nem metade do que sabes:

Não calas, quando podes, nem renegas

Este corpo de acaso em que não cabes.

 

«Ha de haber»

Ha de haber un color por descubrir,

Un juntar de palabras escondido,

Ha de haber una llave para abrir

La puerta de este muro desmedido.

 

Ha de haber una isla más al sur,

Una cuerda más tensa y resonante,

Otro mar que nade en otro azul,

Otra alturade voz que mejor cante.

 

Poesía tardía que no llegas

A decir la mitad de lo que sabes:

No callas, cuando puedes, ni reniegas

De este cuerpo casual en que no cabes.

 

Poema a boca fechada

Não direi:

Que o silêncio me sufoca e amordaça.

Calado estou, calado ficarei,

Pois que a língua que falo é doutra raça.

 

Palavras consumidas se acumulam,

Se represam, cisterna de águas mortas,

Ácidas mágoas em limos transformadas,

Vasa de fundo em que há raízes tortas.

 

Não direi:

Que nem sequer o esforço de as dizer merecem,

Palavras que não digam quanto sei

Neste retiro em que me não conhecem.

 

Nem só lodos se arrastam, nem só lamas,

Nem só animais boiam, mortos, medos,

Túrgidos frutos em cachos se entrelaçam

No negro poço de onde sobem dedos.

 

Só direi,

Crispadamente recolhido e mudo,

Que quem se cala quanto me calei

Não poderá morrer sem dizer tudo.

 

Poema a boca cerrada

No diré:

Que el silencio me asfixia y amordaza.

Callado estoy, callado seguiré,

Que la lengua que hablo es de otra raza.

 

Palabras consumidas se acumulan,

Se estancan, aljibe de aguas muertas,

Agrias penas en limos transformadas,

Raíces retorcidas en el fango del fondo.

 

No diré:

Que ni siquiera el esfuerzo de decirlas merecen,

Palabras que no digan cuanto sé

En este retiro en que no me conocen.

 

No sólo barros se arrastran, no sólo lamas,

No sólo animales flotan, muertos, miedos,

Túrgidos frutos en racimos se entrelazan

En eloscuro pozo de donde suben dedos.

 

Sólo diré,

Crispadamente recogido y mudo,

Que quien se calla cuanto me callé

No se podrá morir sin decir todo.

 

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/11/17/jose-saramago-20-anos-del-premio-nobel/

Homenaje a Berta Martínez por Graciela Pogolotti.

Homenaje a Berta.

Autor:Graciela Pogolotti

Berta Martínez López

De manera recurrente, en los últimos años Berta Martínez evocaba la época de Prado 111 cuando en los 50 del pasado siglo el grupo de teatro Prometeo, bajo la dirección de Francisco Morín, ofrecía regularmente sus funciones a un grupo reducido de fidelísimos espectadores. Cuentan que en una ocasión, antes de iniciar el espectáculo, un actor intentó dirigirse al «estimado público». «El público soy yo», respondió desde la penumbra una voz solitaria.

La sala era pequeña, escasamente amueblada y sujeta a las condiciones de la temperatura ambiente. Se disponía también de un escenario reducido. Atenidos a un repertorio contemporáneo, no tenían que invertir en vestuario de época. Carecían del respaldo de la prensa acreditada en los medios de más amplia circulación. Con empecinamiento de fundadores, ensayaban con rigor, seguían estrenando mes tras mes.

Trabajaban con vistas a afinar un oficio, definir un modo de hacer y conquistar, con paciencia y sistematicidad, un público potencial. Al margen de tentaciones comerciales, confiaban en el porvenir.

A contracorriente, en medio del silencio y de la soledad aparente, Prometeo pudo convocar a un notable elenco de actores. Era un tiempo de espera y de preparación. No buscaban en el teatro un medio de vida, sino un sentido de la existencia volcado hacia la necesidad de tender puentes hacia un público en formación, ese interlocutor necesario. Con el triunfo de la Revolución fue posible desplegar de nuevo la experiencia acumulada. El respaldo gubernamental abrió espacios para la profesionalización del movimiento teatral cubano. Desaparecido Prometeo, Berta Martínez se integró a Teatro Estudio, fundado en 1958, hace ahora seis décadas, surgido también en aquellos años de espera y preparación de la mano de Raquel y Vicente Revuelta.

Berta Martínez pudo desarrollar su labor de actriz en ese ámbito. Hizo mucho más. Se implicó en la dirección escénica. Con la presencia de figuras de rango notable, entre las que se contaban Abelardo Estorino, Raquel y Vicente Revuelta, coexistían en Teatro Estudio distintas concepciones acerca del modo de establecer un diálogo productivo con el público.

Coincidían todos, sin embargo, en que el disfrute de la obra tenía que remover la conciencia del espectador en lo intelectual y, al mismo tiempo, en el territorio de la sensibilidad. Para dotar de sangre y vida renovadas a los clásicos de la literatura dramática, se imponía redescubrir, mediante el estudio y la investigación, las interrogantes vigentes tras la superficie de la letra. Exigía analizar textos y contextos, transmitir ese aprendizaje a los actores y buscar eficaces fórmulas de comunicación. Berta Martínez comprendió la necesidad de conjugar gesto, palabra y música con una imagen visual impactante. Recuerdo todavía su interpretación de Bodas de sangre, de Federico García Lorca, allá por los 80 del pasado siglo.

La firma del contrato matrimonial concebido como alianza de intereses se agigantaba en el centro del escenario. Con una composición inusual de fuerte impacto, la secuencia de acciones subrayaba el inminente desencadenamiento de la tragedia.

Hace muchos años, la lectura de Los miserables, de Víctor Hugo, me reveló la existencia inquietante de una realidad sumergida bajo la superficie de la ciudad. El arte auténtico constituye una vía específica de conocimiento de las zonas más profundas de la realidad.

En medio de la soledad, el desamparo y la adversidad, una generación de artistas cubanos entregó noches sin sueño a la tarea de ir edificando las bases de un oficio, al estudio y a la experimentación.

Aspiraban a contribuir con su obra al crecimiento espiritual de la sociedad en la que habían nacido. Creían en el mejoramiento humano, en la posibilidad de transformar, desde lo más íntimo, el mundo que los rodeaba. Así germinó nuestro Ballet Nacional y se exploraron los caminos de la danza contemporánea. No tenían la percepción, por aquel entonces, del alcance de la tarea fundacional que habría de cristalizar con el triunfo de la Revolución de enero. Con ese auspicio, su obra encontró, en el público naciente, el interlocutor deseado.

Integrada a esa generación fundadora, Berta Martínez se ha marchado. Pero el sello personal de su obra permanece y contribuye a configurar la historia del movimiento teatral cubano.

(Tomado del periódico “Juventud Rebelde” )

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/11/04/homenaje-a-berta-martinez-por-graciela-pogolotti/

Pronunciamiento de la UNEAC

Una vez más ha sido derrotada la política genocida de bloqueo, impuesta por el gobierno de los Estados Unidos de América contra nuestro pueblo. Con legítimo orgullo los escritores y artistas cubanos saludamos la victoria alcanzada por nuestro país en la Asamblea General de la ONU, con el respaldo de 189 naciones.

Desde el pasado 30 de junio la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) hizo pública la convocatoria a su IX Congreso, en la que se reafirman las palabras del General de Ejército por el 55 aniversario de la organización, al recordar que “hoy estamos doblemente amenazados en el campo de la cultura por los proyectos subversivos que pretenden dividirnos y la oleada colonizadora global”. Con esta premisa trabajamos para que el evento de nuestros artistas y escritores acompañe a la sociedad cubana en la actualización del modelo socialista, que abarca desde una nueva Constitución, hasta cambios en la economía, donde la cultura en toda su complejidad y múltiples aristas, ejerce una gran influencia.

En amplia consulta popular del proyecto de Constitución, ejercicio democrático sin igual en el mundo moderno, aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular en su última sesión, los cubanos tenemos la posibilidad de diseñar el país al que aspiramos, en transparentes y profundos debates en barrios, centros laborales, escuelas, universidades, unidades militares, con la participación de trabajadores estatales y no estatales, campesinos y residentes cubanos en el exterior. De manera que todos podamos expresar libremente nuestros criterios y aportar sugerencias que enriquezcan el proyecto.

A diferencia de consultas populares realizadas en años anteriores, las organizaciones políticas y de masas, sociales, profesionales y otras que pertenecen a nuestra sociedad civil no participan como tales en dicho proceso; sus miembros lo hacen como ciudadanos en sus respectivos centros laborales o comunidades. De acuerdo con este principio organizativo, la UNEAC desarrolló la consulta con los trabajadores de sus sedes y otros invitados vinculados a la institución. Sin embargo, bajo el supuesto de que la organización debió convocar a todos sus miembros al debate en sus asociaciones, secciones y filiales, hay quienes han cuestionado no solo el procedimiento, sino la autoridad y el prestigio de la UNEAC.

Nuestra organización nunca ha evadido el debate por complejo que este pueda ser. De hecho estamos inmersos en un proceso profundamente crítico y participativo como parte de la preparación del IX Congreso. Hoy se requiere de una mirada incisiva sobre lo que hacemos, pero sustentada en un alto sentido de la responsabilidad y conciencia del momento histórico que vivimos.

Nada que lesione la fortaleza y la unidad de la comunidad artística e intelectual favorece a la Revolución. Los intentos de erosionarnos y dividirnos son reales y no un cuento de hadas. No podemos ignorar que la UNEAC resulta un obstáculo para quienes pretenden fracturar nuestro movimiento artístico, deslegitimar las instituciones culturales, vaciarlas de contenido revolucionario y humanista, y hacerlas girar hacia los intereses de los que aspiran a restaurar el capitalismo en Cuba.

La Presidencia de la UNEAC y la Comisión Organizadora de su IX Congreso consideran que defender la integridad de nuestra organización resulta vital. No renunciaremos al necesario debate en el campo de las ideas.

Convocamos a todos los escritores y artistas cubanos a continuar participando, como lo hemos hecho miles de creadores, en los debates que se realizan en barrios y centros laborales para enriquecer el proyecto constitucional. Rechazamos cualquier visión elitista que intente separarnos de nuestro pueblo; así como criterios irresponsables y manipulaciones que traten de establecer matrices de opinión sobre la presunta violación de los derechos humanos en Cuba, en especial los de los intelectuales. Repudiamos la forma inescrupulosa con que medios pagados por el enemigo tergiversan la naturaleza de nuestros debates.

Defendemos, sin complejos de culpa ni actitudes vergonzantes, la cultura comprometida con una Revolución que fomenta espacios de libertad para la auténtica creación artística y literaria.

Estamos convencidos de que la guerra que se nos hace es de pensamiento, ganémosla pues a pensamiento, como nos alertara hace más de cien años nuestro Apóstol José Martí.

Presidencia de la UNEAC

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/11/04/pronunciamiento-de-la-uneac/

Federico y Berta, unidos en un poema.

Hace 20 años, un 27 de octubre de 1998, me preparaba junto con mis colegas de la Compañía “Hubert de Blanck” para mi primera gira artística al extranjero, rumbo a España. Viajábamos con 2 puestas teatrales de la maestra y directora Berta Martínez: “La Casa de Bernarda Alba” y “Bodas de Sangre”, en saludo al centenario del poeta granadino Federico García Lorca. En aquellos años Berta supo mostrarme su pasión por Federico, la esencia metafórica de su poesía social que tanto caló su época, y lograrla hacerla mía. Una prédica lorquiana, usada en una de sus puestas, siempre me acompaña en mi labor como artista y poeta:

(El artista debe llorar y reír con su pueblo.Hay que echar el ramo de azucenas y mojarse de fango hasta la  cintura para ayudar a los que buscan las azucenas…)

Vísperas de aquella aventura teatral, escribí uno de mis primeros poemas, dedicado a Berta Martínez y como respuesta al conocido poema de García Lorca “Son de los negros en Cuba”. Este 27 de octubre, tras el adiós de la maestra Berta Martínez, vuelvo a retomar este poema homenaje.

CONTESTA-SON A MI COLEGA FEDERICO.

                                                      (A la maestra Berta Martínez,  que cada día nos inculca

                                                       ese universo virtual de la creación: el TEATRO.)

Cuando salga la luna llena

Iré a Granada, tu tierra;

iré a Granada,

en un coche de aguas negras.

Iré a Granada,

valle mojado por las fuentes de Sierra Nevada.

Iré a Granada,

sombra muda de tu pasión gitana.

Iré a Granada,

cuando aún voces de muerte resuenan

cerca del Guadalquivir.

Iré a Granada.

¡Ay, Federico García

te llama la Guardia Civil!

Iré a Granada.

Luna llena, noche blanca,

negros disparos, fruta muerta. 

 

¡Oh, Granada! ¡Oh, ciudad de gitanos!

Iré a Granada.

¡Oh, morena! ¿Quién te vio y no te recuerda?

Iré a Granada.

¡Oh, Cuba! ¡Oh, ritmo de semillas secas!

Iré a Granada.

Siempre dije que tú volverías a Santiago

en un coche de agua negra.

Iré a Granada.

Siempre dije que yo cruzaría tu huerta solitaria

en la Vega de Granada.

Iré a Granada,

donde con un cuchillito, en un día señalado,

se mataron los dos hombres del amor.

Iré a Granada,

donde en un oscuro rincón, a las cinco de la tarde,

el llanto limpió la tumba del torero escritor. 

Iré a Granada,

donde la madre-actriz ingente,

ante el cadáver y el público, exclamó:

“-¡Han matado a mi hijo!-”.

Iré a Granada,

Iré a Granada, tu tierra;

en tu busca, mi fiel Federico, el poeta.

¡Iremos a Granada!

 

Nevalis Quintana Fernández

                                            (Derechos Reservados)

 

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/28/federico-y-berta-unidos-en-un-poema/

Berta Martínez, entre nosotros.

 

Berta Martínez López

Este sábado 27 de octubre desperté, avisado por colegas de la Compañía Teatral “Hubert de Blanck”, con la noticia del deceso de mi Maestra de Teatro y diría mi segunda madre, la actriz y directora Berta Martínez López. A ella,vecina frente a mi casa en la calle 27 del Vedado y quien me descubrió en mis primeros andares en la TV en los años 90 del pasado siglo, debo mi entrada al mundo del teatro. Apasionada de la escena, Berta me introdujo con sus grandes puestas en la obra de Federico García Lorca, en el teatro y la zarzuela española con ribetes cubanos, a la prédica teatral de Stanislavski y de Brecht y a las esencias del teatro cubano.”Bodas de Sangre” ,”La casa de Bernarda Alba”, “La zapatera prodigiosa”, “El tío Francisco y las Leandras”, “Don Gil de las Calzas Verdes” y “La Verbena de la Paloma” fueron puestas únicas en la historia del teatro cubano donde tuve la dicha de participar como actor y donde recibí sus enseñanzas.

Con la partida de Berta Martínez, se despide una generación de grandes directores de la escena cubana: Vicente y Raquel Revuelta y Roberto Blanco. Los 4 fueron los primeros Premios Nacionales de Teatro en Cuba. Ayer, mientras sus cenizas fueron veladas en su segunda casa, la Sala Teatro “Hubert de Blanck”, le dediqué en homenaje, junto a mis compañeros del grupo Teatro de la Villa, la función de la obra infantil “Los Tres Cochinitos”. Esta bítacora digital une sus páginas a su recuerdo y publica un artículo de la periodista Amelia Duarte, escrito hace tiempo atrás en el periódico “Granma” cuando Berta Martínez cumplía sus 85 años.

¡Gracias maestra, por enseñarnos ese mundo virtual de la creación: el Teatro!

Nevalis Quintana Fernández.

Berta, imprescindible

Autor: Amelia Duarte de la Rosa | amelia@granma.cu

7 de abril de 2016

Un amigo me escribe al correo y me recuerda que ayer Berta Martínez cumplió 85 años. Un amigo que, además, fue su alumno de Dirección Teatral en el ISA. Me pide encarecidamente que escriba sobre ella por dos razones: una, porque 85 es una edad respetable y otra, la más importante, porque una artista de talla mayor como la Maestra Berta, “nuestra Berta, la más grande directora teatral cubana viva” —me dice— me­rece siempre la evocación a su carrera, sin la cual no podría contarse la historia del teatro cubano. Coincido.

Caigo en la cuenta que las primeras referencias que tengo de Berta llegaron a mí a través de lecturas sobre teatro cubano. No tengo edad para haberla visto actuar ni dirigir, pero su nombre es, por supuesto, referencia innegable. Su audacia como directora; la relevancia de sus montajes lorquianos, espectáculos con un alto nivel artístico, comprometidos estilística y políticamente con su tiempo; y su imponente presencia, han hecho coincidir —de manera rotunda— a los críticos, teatrólogos y creadores en colocar su nombre en la “santísima trinidad” de la dirección escénica cubana junto al de Vicente Revuelta y Roberto Blanco.

Premio Nacional de Teatro en el año 2000 y Doctora Honoris Causa de la Universidad de las Artes, Berta (Yaguajay, 1931) se unió a la escena en 1946, como actriz aficionada. Cuatro años después se graduó como locutora radial y pasó a formar parte de elencos dramáticos de varias emisoras de la capital.

En 1955 viajó a Nueva York y logró aprobar las pruebas de actuación en la Bown Adams Pro­fesional Studio, aunque con limitados recursos financieros solo pudo cursar algunos semestres.

De regreso a Cuba, integró el Grupo Teatral Prometeo e intervino en títulos como Los fanáticos, Sangre verde, Réquiem para una mon­ja, entre otros. Allí —reseña la investigadora Esther Suárez Durán—“comenzó de cierta for­ma su carrera como directora cuando, ante el viaje de su director, Francisco Morín, a Europa, quedó encargada de llevar a cabo la puesta en escena de El difunto Sr. Pic, la cual también protagonizaba”.

En los años siguientes, la historia teatral destaca su puesta en escena de Santa Juana; las memorables actuaciones en el personaje de la muda Catalina para la puesta en escena de Madre Coraje y sus hijos, y en Contigo pan y cebolla, donde realizó una inolvidable creación del personaje de Lala Fundora, referente absoluto para las posteriores generaciones de actores.

A partir de 1966 hasta los primeros años de este siglo, Berta se concentró en la dirección artística y comenzó a subir a escena puestas tan memorables como Don Gil de las calzas verde, La casa de Bernarda Alba, Bodas de sangre, Macbeth, La zapatera prodigiosa, y La aprendiz de bruja, única obra teatral de Alejo Carpentier, entre otra larga lista de obras, imposibles de mencionar en tan pocas líneas. Sus puestas en escena exhibían, además, un  personalísimo diseño de luces, escenografía y vestuario.

Mientras, su labor pedagógica como profesora titular adjunta del ISA también ha dejado huellas en diversas promociones de actores que exhiben su impronta.

Sobre Berta mucho se ha escrito, sin embargo en este breve reconocimiento vuelvo sobre las voces de nuestros críticos y destaco esta pequeña compilación: “una mujer imprescindible del teatro cubano”, señala el profesor Eberto García Abreu.

“Una de las pocas personalidades de la dirección cubana capaz de argumentar una dramaturgia del espacio en sus montajes, donde la calidad y la pujanza de los elementos concentrados en las tablas, narra ya otra voluntad, otra manera crítica de activar el mecanismo de una puesta en escena”, manifiesta el dramaturgo Norge Es­pinosa.

“Una actriz de excelencia, directora trascendental y siempre profesora, investigadora, técnica de altísimos quilates que constituye un genuino paradigma de la escena y de la cultura de la nación”, dice el investigador Roberto Gacio.

“Su nombre es símbolo de artista integral; sinónimo de voluntad indoblegable, perseverancia, pasión sin límites, vocación infinita de investigación, conocimiento y autosuperación, afán perfeccionista, exigencia, rigor y entrega. Entre­ga de todo su ser, de sí misma, al arte milenario y trascendente de las tablas del que eligió ser cultivadora a la vez que se tornaba, sin proponérselo, en leyenda, y en algo más tangible, fecundo y agradecido: en noble y perenne savia nutricia”, nos señala Suárez Durán.

Para terminar, solo develar que mi amigo —quien me recordó su cumpleaños— también me contó que fue Berta la responsable de nombrar a nuestra más pequeña compañía infantil: La Col­menita.

Ella misma, en una ocasión, habló sobre el trabajo de formación creadora y compartió una esperanza: “Un teatrista mejor es posible”. Gra­cias a Berta, hoy en Cuba muchos lo son. Sirva entonces este escrito para darle las gracias, desde el deseo de todos sus discípulos, por estar entre nosotros.

 

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/28/berta-martinez-entre-nosotros/

Olimpiada de Títeres en la Bacanal de la Habana

Como parte de las actividades de la IV Bacanal de Títeres para Adultos, que se efectuará del 19 al 25 de noviembre  en La Habana , se anuncian dos acciones ineditas: la primera, un concurso de escritura para teatro de títeres pensado para este público; y la otra, las Olimpíadas de Animación Titiritera.

Esther Suárez y la actriz de Teatro de la Villa, Claudia Lazo

En el Museo-Teatro El Arca, en La Habana Vieja, se celebrarán estas Olimpíadas del 22 al  24 (9:30 a.m.), con la presencia de algunas de nuestras glorias deportivas, gracias a la colaboración del Instituto Nacional del Deporte (INDER)

Christian Medina y Rafael Martínez integrarán el jurado que presidirá Gladys Gil y que dará el veredicto a partir de las diversas técnicas mostradas.

El programa del concurso se ha arreglado de la siguiente forma: para el día 22 se han inscrito: Claudia Lazo Lemus (Teatro de la Villa),  Lidia Rosa Cárdenas Sanfiel (Teatro de la Villa),  Frank Rodríguez Linares (Teatro Océano),  Yanileydis Góngora Cuervo (Cristeli Teatro de Títeres) y Leonel Vázquez Alcántara (Barco Antillano).

La nómina del día 23 la integran: Yeni del Carmen Navarro Escalona (Teatro de la Villa);  Cristina Maceo Núñez (Teatro Océano),  Maritza Fleites Villegas (Guiñol de Santa Clara),  Pablo Albini (BBLQ Teatro de Objetos y Movimiento, Rosario, Argentina) y Abdel Soto Perera (Guiñol de Santa Clara).

En la última jornada,día 24, estarán: Nancy Reyes González (Teatro Océano),  Amanda Oropesa Alarcón (Teatro de muñecos Okantomí),  Ofelia Pacheco Castro (Grupo Cañabrava, Cienfuegos) y Roberto Carmenate (Teatro Nacional de Guiñol).

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/23/olimpiada-de-titeres-en-la-bacanal-de-la-habana/

Estreno de Teatro de la Villa por el Día de la Cultura Cubana

El grupo Teatro de la Villa, en saludo al Día de la Cultura Cubana, anuncia el estreno de la obra infantil ¨Los Tres Cochinitos¨ el sábado 20 de octubre. Sobre esta popular puesta titiritera nos cuenta su director Tomás Hernández:

¨Desde el año 1977 la compañía Teatro de la Villa de Guanabacoa ha incluido en su repertorio las obras que sabemos nos gustarían a todos, grandes y chicos, por la solidez en la comunicación público-escena.

Para esta ocasión hemos escogido la obra ¨Los Tres Cochinitos¨, en versión para títeres de Modesto Centeno, pionero de la dramaturgia tiritera cubana.

Los tres Cochinitos (Pin, Pan y Pun) han fabricado sus casas. La primera es de paja, la segunda de ramas de árboles y la tercera es de ladrillos. El Lobo feroz llega para comérselos y derriba las dos primeras, pero no puede conseguirlo con la tercera a donde se han refugiado los Cochinitos. Una y otra vez, el Lobo intenta engañarlos para hacerlos salir y… Al final, los tres Cochinitos demuestran ser más astutos y le ganan la partida.¨

ELENCO:

PIN     Carmen Navarro.

PAN    Doris Vargas

PUN    Claudia Lazo

LOBO Nevalis Quintana

                  Lorenzo Rodríguez 

DIRECCION GENERAL:

Tomás Hernández Guerrero

Esta puesta infantil estará en cartelera durante los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre los Sábados y Domingos a las 4.30 de la tarde. Las entradas se venderán a partir de las 2 de la tarde en nuestra sede del grupo, sita en calle Desamparado esquina a doctor Mora, en Guanabacoa, La Habana.

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/18/estreno-de-teatro-de-la-villa-por-el-dia-de-la-cultura-cubana/

Intervención del Presidente Miguel Díaz-Canel en la I Conferencia Nacional del Sindicato de los Trabajadores de la Cultura

          -Mensaje de Miguel Díaz-Canel desde Twitter.

          -Tuitazo por la Cultura Cubana.

No se pueden confundir la voluntad de difundir la cultura con los afanes de mercantilización en el arte; ni podemos confundir creación artística con el interés personal de algunos de vender a cualquier precio, declaró Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Primera Conferencia del Sindicato de los Trabajadores de la Cultura (SNTC).

Agregó que, en vez de hablar de disfrute y apreciación de las artes, existe una tendencia a referirse al consumo del arte, quieren que se convierta en mercancía, anteponiendo el interés de enriquecimiento personal a la calidad y la política cultural de la Revolución, que es desarrollar la autenticidad.

El Presidente reiteró que es necesario crear una plataforma emancipadora para defender en primer lugar la cubanía, la política cultural de la Revolución que existe desde los encuentros sistemáticos de Fidel con los artistas e intelectuales, y expresiones como la campaña de alfabetización, sistema de enseñanza artística, de eventos, y el desarrollo de las artes.

Entre todos tenemos que defender el desarrollo cultural y la creación artística despojada de banalidades, vulgaridades y paradigmas que tratan de imponer desde otros lugares, y eso se puede lograr desde el diálogo, el debate, la argumentación y la discusión, dijo Díaz-Canel.

Ante los delegados a la Primera Conferencia del Sindicato de los Trabajadores de la Cultura, el mandatario aseguró que el principal aporte del gremio debe ser su papel activo en la lucha para implementar la política cultural, con un desempeño transparente y enaltecedor que ratifique confianza en la continuidad.

El mandatario ratificó su compromiso con el sector, imprescindible en la batalla ideológica que se está librando en la actualidad.

“Esta Conferencia tiene varios significados; es un encuentro de la cultura en su expresión más holística, precisamente en el marco del 150 aniversario del inicio de las luchas por la independencia”.

A decir de Díaz- Canel ha sido un encuentro profundo, de compromiso, donde se ha ratificado unidad y convicciones de los trabajadores de la cultura; quienes han expresado voluntad de cambiar y superar obstáculos que tiene el sindicato.

“Para definir la prioridad en el trabajo se debe analizar el contexto en que se está viviendo, donde predomina la restauración capitalista y neoliberal en el mundo, con una expresión de hegemonía. Esta situación nos conduce a cómo debemos actuar”, precisó.

“Hay personas que hacen lo posible para aplastar el debate ideológico de los trabajadores; el capitalismo quiere fracturar la memoria histórica de los pueblos, que las personas nieguen su cultura y su esencia. Si nosotros comprendemos estas particularidades comprendemos entonces cuales tienen que ser las prioridades del Sindicato de la Cultura”, explicó el Presidente cubano.

Según expresó el mandatario los desafíos son los mismos: seguimos con un bloqueo y un asedio imperial desde afuera, y las manifestaciones de vocación anexionista de algunos pocos desde adentro.

La historia nos ha demostrado que la única respuesta para enfrentar ese contexto es la unidad y el debate cultural tiene que defender como principal pilar la unidad y creo podemos lograrlo. Cuba es cultura y todos somos cubanos”, concluyó.

Como parte de la clausura los delegados aprobaron los dictámenes de las Comisiones de Trabajo, que abordaron temas referentes a la economía de la cultura; la programación cultural; el funcionamiento sindical; política de cuadros; capacitación; trabajo político-ideológico versus la subversión; y la gestión del sindicato en la representación y atención a los trabajadores; premisas que guiarán el trabajo en los próximos años.

Mensaje de Miguel Díaz Canel desde Twitter.

#CubaEsCultura. Por una plataforma emancipadora en defensa de nuestra historia, nuestra cultura y nuestra identidad ante las pretensiones de imponernos la restauración capitalista y neoliberal. #Cuba #SomosCuba pic.twitter.com/7hBsr9hOdl

— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) October 13, 2018

Tuitazo por la Cultura Cubana

Resultado de imagen para tuitazo por la cultura

A las 6:00 a.m. de este viernes, dará inicio en la Plaza del Himno de Bayamo, Ciudad Monumento, un tuitazo masivo convocado por la revista digital La Jiribilla, el Noticiero Cultural, el Periódico Cubarte y otras instituciones, para dar a conocer al mundo las razones por las cuales en nuestro país se celebra cada 20 de octubre el Día de la Cultura Cubana.

Desde esa hora y durante todo el día, a través de la red social Twitter, y con las etiquetas #CubaEsCultura, y #Cuba, se replicarán las principales actividades de la Fiesta de la Cubanía —que tiene lugar en Granma—, y del sistema de instituciones culturales, aseguró Alexis Triana, director de Creart.

Las plataformas serán Cubarte y La Jiribilla; y los perfiles en la red social Twitter @LaJiribilla, @CubaCultura, @MinCulturaCuba; @triana_alexis; así como también las páginas en Facebook son La Jiribilla, Noticiero Cultural de Cuba, Ministerio de Cultura de Cuba y Periódico Cubarte.

La acción tiene entre sus principales objetivos lograr el mayor número de replicaciones en redes sociales de los contenidos que tienen que ver con la cultura y promocionar  la variedad de actividades y eventos que ese día se desarrollarán en todo el país.

Entre los contenidos fundamentales sobresalen la canción y el videoclip con versión de La Guantanamera, interpretada por varios artistas cubanos y que identifica a la Jornada; la Fiesta de la Cubanía (17 al 21 de octubre, en Bayamo); el artículo que el Dr. Eduardo Torres Cuevas publicará el 20 de octubre, en el periódico Granma, así como información e imágenes sobre lo que acontezca en el acto central del 20 de octubre, por el Día de la Cultura Cubana, en la Plaza del Himno en Bayamo. También se incluirán líneas de mensajes sobre la política cultural cubana.

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/14/intervencion-del-presidente-miguel-diaz-canel-en-la-i-conferencia-nacional-del-sindicato-de-los-trabajadores-de-la-cultura/

Los Rolling Stones toman la Plaza Vieja de La Habana.

 

Los Rolling Stones en La Habana es la muestra fotográfica digital a la que invita la Fototeca de Cuba este 12 de octubre a las 8:00 p.m. en la Plaza Vieja del Centro Histórico de La Habana, como parte de las celebraciones de la Semana de la Cultura Británica, que también traerá a la ciudad danza y una exhibición de autos clásicos.

Las fotografías de Yander Zamora y Roberto Ruiz tomarán la noche de este escenario de la capital cubana junto a la música de “Sus satánicas majestades”, para recordar el ya mítico concierto del grupo británico en La Habana.

Las instantáneas recorrerán varios de los momentos previos y durante el concierto, desde la llegada al Aeropuerto Internacional José Martí hasta el espectáculo que recibió a cientos de miles de cubanos en los terrenos de la Ciudad Deportiva y que se convirtió en uno de los hitos culturales de 2016.

Yander Zamora y Roberto Ruiz son dos fotógrafos y fotorreporteros cubanos reconocidos por sus trabajos para diversos medios de prensa cubanos y extranjeros, además de haber obtenido diversos reconocimientos por su trabajo.

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/12/los-rolling-stones-toman-la-plaza-vieja-de-la-habana/

Ala Décima: culmina una peña; nace otra.

Ala Décima: culmina una peña; nace otra

La dirección del Grupo Ala Décima, colectividad de escritores adscrita al Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, ha tomado el siguiente acuerdo, que pone en conocimiento de sus miembros y colaboradores:

El pasado 20 de agosto, en el encuentro número 1278 de la Peña de Luis y Péglez, peña semanal sede del Grupo Ala Décima, se anunció la decisión de nuestra agrupación, y así se publicó luego en nuestro sitio web Cuba Ala Décima, de establecer un receso temporal para este espacio, atendiendo a necesidades de la biblioteca Tina Modotti, donde venía realizándose esta peña y donde celebró en julio sus 25 años de ininterrumpida labor y en agosto el cumpleaños del Líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, celebración esta última que venía efectuándose en esa biblioteca desde 1990.

En aquella comunicación de la dirección del Grupo Ala Décima, en acuerdo con los fundadores y conductores de la peña, se explicó que el receso permitiría estudiar la factibilidad de continuarla en uno de los varios lugares que se nos habían ofrecido para ello, teniendo en cuenta la posibilidad de acceso de los asiduos al espacio, algunos con dificultades para su desplazamiento a causa de sus respectivos estados de salud y avanzada edad, condiciones de las cuales no se excluye a determinados directivos de la agrupación.

En los análisis realizados con este motivo por la dirección del Grupo Ala Décima se valoró muy encomiablemente la labor desplegada en todo un cuarto de siglo por la Peña de Luis y Péglez, fundada en julio de 1993 por los periodistas y poetas Luis Hernández Serrano y Pedro Péglez González y encomendada como coordinador, en los últimos años, al también periodista Carlos Castro Sánchez. Con la consagración de estos profesionales en la conducción de esta cita artístico-literaria y el respaldo siempre efectivo de la directora de la biblioteca en todo ese lapso, Dineya Vázquez Acuña, sus encuentros arribaron a la respetable y ya mencionada cifra de 1278 ediciones, durante las cuales contaron con numerosísimas personalidades de todas las manifestaciones del arte y la literatura del país y de otras naciones, que compartieron sus experiencias creativas con el público y la comunidad en general.

También es significativo el hecho de que, a partir de febrero del 2000, con la fundación en su seno del Grupo Ala Décima, la Peña de Luis y Péglez pasara a ser la peña semanal sede de la agrupación, con todo el enriquecimiento mutuo que es obvio se produjo entre el espacio y la mencionada colectividad de amantes de la décima que desde hace años acciona en todo el país mediante su membresía y sus filiales, como entidad de la décima escrita que responde al Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado del Ministerio de Cultura.

Como saldo visible y enaltecedor, en los últimos tres lustros puede decirse que la experiencia de la Peña de Luis y Péglez se ha ramificado en todo un ramillete de espacios que han surgido y se han mantenido, por la consagración de miembros y colaboradores cercanos del Grupo Ala Décima a lo largo del país y más notablemente en la capital, en diferentes municipios y específicamente en el de La Habana del Este, donde funcionan en este momento la tertulia La letra en rosa, de Luisa Oneida Landín (Villa Panamericana, último sábado de cada mes), Horizontes de Nuestra América, de Gisela Ferrer (Alamar, último sábado de cada mes), y la peña La pipa de la paz, de Diego Ulloa (Alamar, cada viernes). Fuera de este municipio, anteriores o posteriores a los mencionados, están la tertulia Lira y verso, de Julio Alberto Cumberbatch (Centro Habana), la Peña Naborí, de Bertha María Gómez (San Miguel del Padrón), la peña Más que palabras, de Tomasa González (Centro Habana), la tertulia Los cinco sentidos, de Yamilet Calcines (Vedado, Plaza de la Revolución), la Tertulia de Literatura y Artes Plásticas, de Reyna Esperanza Cruz (Arroyo Naranjo), y otras cuya enumeración obviamos en aras del espacio.

Teniendo en cuenta todo esto, la dirección del Grupo Ala Décima ha acordado:

1.- Declarar concluida la Peña de Luis y Péglez —con el consenso de sus fundadores y conductores Luis Hernández Serrano, Pedro Péglez González y Carlos Castro Sánchez— con la celebración de su encuentro 1278, tras haber celebrado merecidamente su aniversario 25 en julio y haber rendido homenaje en agosto al Líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, en el aniversario 92 de su natalicio.

2.- Declarar como no necesaria por el momento una peña sede permanente para la agrupación y designar como sede del XIX Encuentro Nacional Ala Décima, a celebrarse en febrero del 2019 con su balance de trabajo en el 2018 y la premiación de su XIX concurso nacional, a la Peña Horizontes de Nuestra América, con el consenso de su fundadora y conductora, la destacada promotora cultural Gisela Ferrer.

3.- Respaldar el propósito del periodista Carlos Castro Sánchez, miembro del Grupo Ala Décima, de iniciar un nuevo espacio como Peña Tina Modotti, cuyo primer encuentro se propone este destacado profesional para el lunes 15 de octubre, en áreas de la Dirección Municipal de Cultura, en el contexto de las celebraciones por el Día de la Cultura Cubana, cuyos detalles se anunciarán oportunamente, y recabar para ello el respaldo de los anteriores contertulios asiduos a la Peña de Luis y Péglez, en especial lo que fue su más reciente equipo de apoyo, entre otros Dineya Vázquez, Gisela Ferrer, Eutiquio Tartabull, Zoraida Álvarez, Eusebia Pineda (Pucha), María Josefa Prado (Fefita), Manuel Varela, José Ramón Rodríguez, Ilén de la Cruz, Francy Bazurco, Diego Ulloa y Sara Lado.

5.- Agradecer a todos de antemano el apoyo que estamos seguros brindarán.

En Alamar, La Habana del Este, provincia de La Habana, a los 2 días de octubre del 2018, Año 60 de la Revolución.

Dirección del Grupo Ala Décima

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2018/10/08/ala-decima-culmina-una-pena-nace-otra/

Load more