«

»

Abr 28

Imprimir esta Entrada

¨Rápido y Furioso¨ en La Habana (+ Fotos)

Uno de los carteles del filme, el actor Vin Diesel (Dominic Toretto) frente al Malecón de La Habana.

A partir de abril del 2017 una pe­lícula, sin duda muy taquillera, mos­trará abundantes escenas rodadas en La Habana, de ahí que en estos días el tema sea recurrente, principalmente por parte de los habitantes que viven, o transitan, próximos a las calles y avenidas que se llenan de equipos de filmación, autos y pruebas, y en breve se convertirán en escenario fílmico de la octava parte de Rápido y furioso.

No hay que ser un especialista para prever que los carros volarán bajito Malecón arriba y el ojo de la cámara, instalado en tierra, mar o helicóptero, buscará con obsesión la entrada de la bahía habanera, escoltada por el Morro y La Cabaña, símbolo sin par de que “esto está sucediendo en La Habana, señores”, una ciudad, ¿quién lo niega?, de moda.

El célebre almendrón también será un personaje rodante, y al tal efecto ya se seleccionaron por la casa productora de Hollywood aquellos que intervendrán, al igual que los extras indispensables.

Aunque no amante de este tipo de filmes, respeto gustos y aficiones y el oficio obliga a estar al tanto y reconocer las influencias de los llamados blockbuster en el imaginario popular, que no por gusto, mientras enseñaba a mi nieto de dieciocho años a conducir, y al verlo loquito por apretar el acelerador, lo primero que me vino a la cabeza fue: “Aguan­ta, que esto no es Rápido y furioso”, películas que se las sabe al dedillo y no sería extraño que, en estos momentos, esté tratando de meter cabeza en cualquier calle de La Habana escogida como set para ver si necesitan a un as del timón cubano, simpático e inteligente, por demás.

Alertas a la contención y a la mesura al conducir, que por suerte no se cansan de hacer los protagonistas de la saga, sabedores ellos de que la vida no es una película, de ahí que no es extraño que el tema salga a relucir en muchas de las entrevistas de que son objeto.

Sin conocer nada del guion, que como indican las reglas mantienen en caja fuerte sus productores, la octava entrega volverá a responder a las expectativas de un público fiel a los postulados de la serie: cine espectacular y de excelente factura para recrear escenas especiales que solo viéndolas pueden creerse y, recorriendo la trama de principio a fin, un rosario de intrigas, amores contrariados, amistad, traiciones, in­trepidez y no poca violencia, elementos que nunca deben faltar en superproducciones de altísimos pre­su­puestos dirigidas a una audiencia que demanda novedades y sorpresas, pero nunca sin salirse de los postulados que exige un mercado global de afinidades bien establecidas, y ha­bría que recordar que la séptima parte de Rápido y furioso fue la segunda película más taquillera del 2015, muy cerca en recaudación de los 1 500 millones de dó­lares que obtuvo la número uno, Mundo Ju­rásico, cuarta parte de una saga producida por Steven Spielberg y dirigida por Colin Tre­vorrow.

A correr entonces, rápido y furioso, bajo el sol habanero.

(TOMADO DEL PERIÓDICO “GRANMA” http://www.granma.cu/cultura/2016-04-26/rapido-y-furioso-bajo-el-sol-habanero-26-04-2016-22-04-12 )

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2016/04/28/%c2%a8rapido-y-furioso%c2%a8-en-la-habana-fotos/

2 comentarios

  1. Oscar Luis

    Muy interesante tu blog… un saludo

  2. nevalis

    Gracias, Oscar Luis.
    También te felicito por tu Blog. Espero que sigamos en contacto.
    Abrazos,
    Nevalis Quintana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>