«

»

Mar 31

Imprimir esta Entrada

Guaracabulla: 10 años como Capital de los Tecleros.

 Guaracabulla, tradición de diez años.

Nevalis Quintana y Mignelis Padilla.

¿Guaracabulla?

Es un poblado perteneciente al municipio Placetas, provincia de Villa Clara. Fundado el 24 de marzo de 1847 con el nombre de San Atanasio de Guaracabulla, cumple 170 años en este 2017. Se puede acceder al mismo a través de la Autopista Nacional, con la que el asentamiento se entronca. Está considerada por muchas personas, simbólicamente, como el centro de Cuba.

¿Cómo surge la idea de desarrollar un encuentro nacional en este poblado?

El 8 de marzo de 2007, el periodista Guillermo Cabrera Álvarez propone, en su sección Tecla Ocurrente, la organización de un encuentro en ésta localidad. Pero revisemos textualmente su convocatoria:

“Acaricio esta ocurrencia: afirman que Guaracabulla es el centro del país. Parado allí, tienes la misma distancia a la Punta de Maisí que si vas al Cabo de San Antonio. Un chiste asegura que en ese lugar los españoles que midieron el país, “guardaron la cabuya”; de ahí el nombre. El centro de este año es el domingo 1ro de julio. ¿Qué les parece si nos vemos en Guaracabulla, a las 12:00?

Cada cual haga su plan, estudie las mejores rutas, y practique la botella, el aventón, y todas las formas de transporte que podamos imaginar. Los invito con tiempo. ¿Y de qué vamos a hablar? ¡Vaya pregunta! ¡De lo central en nuestras vidas! ¿Cuántos llegaremos? ¡Sorpresa!”

Guillermo Cabrera Álvarez

Apenas 115 días después, la convocatoria se hizo efectiva. No asistían únicamente los seguidores de Tecla Ocurrente, los Tecleros. Repleta de marineras y marineros, el calado de aquella expedición se hizo a la mar de los afectos, con origen en diversos sitios de Cuba. Desde Sancti Spíritus, Guillermo partió hacia el poblado villaclareño, comandando a un grupo de sus lectores que, un día antes, festejaron el primer aniversario de la tertulia yayabera. Nieves Molina hizo el trayecto desde Las Tunas; los “Tecleros” de Santa Clara y Cienfuegos acudieron desde la cercanía; Ariel Expósito Seleme, el Moro, arribó desde Matanzas… Por otra parte, más de cuarenta capitalinos y pinareños partieron en la madrugada de aquel domingo desde El Hueco de G y 21, sede de la Tertulia habanera, hacia el centro del verde caimán. Todos a bordo en el “Submarino Amarillo”, ómnibus escolar perteneciente al Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

Guaracabulla, Domingo 1ro de julio de 2007, 12:00 m.

Con la puntualidad de las promesas públicas, arrancó la Tertulia a las doce, teniendo al Sol del trópico en su mejor forma deportiva. Guillermo era todo alegría, escuchaba atento cada testimonio de viaje, lo central en las vidas de los oradores. No ofreció su relato. Presentó cuatro libros y a tres de sus autores, dado que el cuarto era él, con la compilación de Teclas en el demandado texto “Regalo de Jueves”. La modestia le impidió hablar de sí, pero no negó ningún autógrafo a decenas de seguidores que adquirimos el volumen.

Durante el almuerzo, Guille organizaba el viaje a Llanos del Infierno, que con el auspicio de Juventud Rebelde partiría en dos semanas. Mientras conversaba con Celima Bernal y Tania, “Voz de Mandarina”, el hombre que nos convocó se desplomó en medio de todos. Aquel corazón gigante dejó de latir. Nadie concluyó su alimento. Un potente Sol se hizo llanto de la naturaleza, cuando la noticia acabó con la felicidad de los participantes en aquella jornada.

¿Quién es Guillermo Cabrera Álvarez?

Lo que dicen casi todas las biografías es que nació el 25 de junio de 1943 en La Habana. Inició su vida periodística en la Revista “Mella”, que luego se fusionaría con “La Tarde” para que naciera “Juventud Rebelde”. Dirigió la Revista Somos Jóvenes, luego pasó a ser subdirector del periódico Granma y posteriormente pasó a ser director del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

Lo que no dicen, pero es cierto, es que fue siempre lector de sus lectores, desarrollando un periodismo diferente y enlazado a lo mejor de los valores humanos. Ya fuera en Somos Jóvenes, en la sección Abrecartas o en nuestra Tecla Ocurrente. Si se quiere tener una magnitud de su valía como periodista, creador y ocurrente, bastaría la definición de “Genio” que le concediera, en marzo de 1999, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

¿Por qué regresar a Guaracabulla cada año, el primer domingo de julio?

Tertulia (en la foto el poeta y trovador Julio Cumberbatch)

La ocurrencia de encontrarnos allí en todo nuevo almanaque, donde la pluma brillante del Genio halló su pausa, es el homenaje a quienes “se nos ocurre seguir”[i]. No se pretende que lleguen hasta el sitio personas desconocedoras de la historia que hoy te mostramos. Guaracabulla es una fiesta con momentos de solemnidad. Allí se sembró la alegría de Guillermo, que prefirió el centro de Cuba para unir a todos los que amamos esta nación. La capital de los Tecleros es justa: por eso hay que llegar hasta el centro, pues aunque las distancias nunca sean las mismas, las almas siempre estarán más cerca de las causas que convocan y de los buenos sentimientos.

Te espero en Guaracabulla. Cuento con tu buena voluntad para encontrarnos.

[i] Título de la columna publicada el 5 de julio de 2007, la primera no concebida por Guillermo.

(COLABORACIÓN ESPECIAL DEL COLEGA POETA Y TECLERO FERNANDO MARTÍNEZ MARTÍ)

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2017/03/31/guaracabulla-10-anos-como-capital-de-la-tecleros/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>