Entrevista a Tomás Hernández del periódico ¨Juventud Rebelde¨

En días pasados, el periódico ¨Juventud Rebelde¨ publicó un artículo de la periodista Lourdes M. Benítez Cereijo que, con el título ¨De insultos e impulsos teatrales¨, realizaba una sugerente reflexión sobre la obra ¨Insultos al público¨ del  grupo Impulso Teatro y dirigida por Alexis Díaz de Villegas y sobre los 55 años del grupo Teatro de la Villa y el estreno de la puesta infantil ¨El Cochero Azul¨. Nuestro Blog reproduce la entrevista realizada a nuestro director Tomás Hernández para dicho artículo.

De insultos e impulsos teatrales

Una sugerente reflexión sobre el teatro es la propuesta de Alexis Díaz de Villegas en la Sala Adolfo Llauradó, mientras Teatro de la Villa continúa celebrando su cumpleaños 55 con El cochero azul.

Autor:

images/authors/3.jpg
Lourdes M. Benítez Cereijo

De aniversarios 

La temporada de verano de Teatro de la Villa, en Guanabacoa, hacen igualmente las delicias de grandes y chicos con una obra emblemática: El cochero azul, de Dora Alonso, pieza con la cual el colectivo que dirige Tomás Hernández, celebra este año su aniversario 55.

Con esta puesta, Teatro de la Villa realizará además una gira por tres provincias de la Isla en el próximo mes de octubre.

Sobre el onomástico, Juventud Rebelde dialogó con Tomás Hernández. «Son cinco décadas y media de labor; 55 años, se dice rápidamente, pero llevan detrás mucho trabajo y sacrificio para mantener un repertorio activo. Nuestro grupo se caracteriza precisamente por ser una agrupación de repertorio, con más de 20 obras. Todos los años estrenamos dos o tres, además de aquellas que hacemos con los talleres de actuación de los niños de seis hasta 16 años, como los que concluimos este julio, como es tradicional.

El quehacer de Teatro de la Villa es un referente dentro del panorama escénico nacional. Ha contribuido mucho al desarrollo teatral en Guanabacoa y a la formación de niños y jóvenes. «Han sido muchos años y durante todo ese tiempo hemos formado generaciones; padres y abuelos que iban al teatro ahora llevan a sus hijos y nietos, y con ellos hemos creado público y gusto por esta manifestación artística», refiere Tomasito, como cariñosamente se le conoce en el medio.

«El teatro lo llevo en la sangre. Se vive el teatro y se vive para el teatro. Lo siento como propio, porque es un sueño que hicimos con nuestras manos», afirma el destacado director.

«Arribamos a este aniversario con muchas ganas de seguir haciendo y de continuar el trabajo, apostando siempre por los más jóvenes», asegura.

Respecto a la obra escogida para festejar tan importante fecha, en las notas al programa se señala que: «En esta miniatura teatral, Teatro de la Villa nos regala una vez más lo que puede hacerse desde los predios de la imaginación hasta la arena de su pequeño coliseo. María Elena Tomás ha dirigido esta  tropa de titiriteros y actores con la seguridad que brinda el conocimiento, logrando un resultado de alto vuelo. Con su Cochero nos deja ver cómo el creador es capaz de moldear la montaña y sentir una nostalgia sin remedio por ese niño que ya no somos y que no debemos permitir que muera».

En la Villa, en Guanabacoa, le espera entonces la maravilla del teatro. Un reino de fantasía donde la imaginación conquista corazones y los sueños son realidad.

Enlace permanente a este artículo: http://neva.cubava.cu/2019/08/22/1895/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.