Sinfonía post-Fresa y Chocolate.

SINFONÍA POST-FRESA Y CHOCOLATE.

                                                        ( para Titón,Tabío, Perogurría,

                                                                   a los Otros, a mí mismo, 

                                                               testigos de aquella hazaña)

 

David persigue los fantasmas de Diego

tras el laberinto de la catedral.

Lezama deshoja las páginas impresas de un tal Vargas Llosa.

Allí están, hundidos sus labios en la pecaminosa crema.

Seres atrapados en la Poesía de un lente.

Atrás, lejos,

el Otro sonríe, cruza sus pasos, vuelve el rostro,

En principio, ¡ click¡, oculto en créditos.

Un poeta estudia la escena.

¡ Corte ¡

Diego, filósofo de lo prohibido:

-“¿Acaso en el Socialismo somos felices?”-

Rocco danza un cancaneo por la guarida.

Pablo, él Milanés derrama una lágrima sobre cassettes.

Aún el Otro vive en la ciudad.

No espera que se derrumbe y le trague la mierda.

Escucha escondido el dictamen final de los premios.

( ¡ Quizás no soñamos el Oscar ¡ )

David y Diego perecen en el abrazo de sus destinos.

La pantalla se apaga.

Aplausos.

Es La Habana, es Nueva York.

Tomás-Juan Carlos- Pichi…

Desde el público,

                          el Otro,

                                      YO.

 

Secuencia final de la película "Fresa y chocolate"-1993

Secuencia final de la película “Fresa y chocolate”-1993

 

Nevalis Quintana Fernández

                                            (Derechos Reservados)

Enlace permanente a este artículo: https://neva.cubava.cu/2015/12/03/sinfonia-post-fresa-y-chocolate/

2 comentarios

    • Nilda Bouzo el 19 enero, 2021 a las 6:32 am
    • Responder

    Bravo, amigo. Me encanta tu poema.

    • Iris Consuelo Alfonso Cruz el 20 enero, 2021 a las 12:16 am
    • Responder

    Hermoso poema, encierra en la Poesía, una mezcla del sentir de los cineastas desde la óptica del actor-poeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.