Reinaugurado el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado.

Esta es la nueva Casa

En el año 2000 una semilla fue plantada en el corazón del Vedado. El Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado (CIDVI), nacía por aquel entonces por el empuje de los escritores Waldo Leyva y Alexis Díaz Pimienta junto a un ejército en crecimiento de los numerosos improvisadores y músicos que mantenían viva la tradición del punto cubano hoy proclamada como patrimonio de la humanidad. Desde sus inicios la casa de A fue un hervidero de ideas y acciones, pero no la acompañaba su situación arquitectónica y no ha sido hasta este 2019 que bajo la dirección del poeta improvisador Luis Paz Esquivel, y con el apoyo del Ministerio de Cultura se vio concluida su reparación capital, para darle a la décima y al verso improvisado la casa que merecen.

Las casi dos décadas de reclamo y de indetenible accionar por sostener este legado cultural llegado desde Canaria y la península Ibérica, aplatanado en el Caribe con la sapiencia y el candor de nuestro pueblo, ha visto nacer a generaciones de cultores de la espinela en todas la regiones del país a través de las cátedras de repentismo ideadas por los fundadores del CIDVI y de las cuales nacieron diccionarios, metodologías en constante evolución, que de la mano de muchos poetas y músicos han permitido que hoy exista un florecimiento cultural al cual contribuyen proyectos comunitarios e internacionales de escritores y artistas miembros de la UNEAC, la AHS y del movimiento de aficionados de las casas de cultura de país. Destacan entre ellos el grupo Aladécima adscrito al centro y presidido por el escritor y periodista Pedro Peglez, los grupos Décima al filo dirigido por la poeta Odalis Leyva y Toda Luz toda mía coordinado por la escritora Meraris Mangly Carrillo junto a otra decena de agrupamientos, sitios de encuentro, tertulia de cultores de la variante escrita estrofa nacional robustecen el panorama de la peñas campesinas y las distintas ediciones de las Jornadas Culambeanas con una diversidad de certámenes, festivales y jornadas a lo largo del año y repartidos por la geografía de la isla.

Todo este caudal tiene en el CIDVI, la casa de la Décima de las Tunas, Matanzas y Pinar del Río, las Villas Naborianas y la oficina para investigación y promoción de la obra de Jesús Orta Ruiz a sus más altos exponentes, cuya labor se recoge desde hace más de 15 años en los en los sitios digitales Cuba Aladécima y Diversas  Rimas como plataformas que suplen la carencia de publicaciones que ejerzan la crítica y la promoción del punto cubano y la relevante escritura desarrollada en las últimas décadas por autores de la Isla que toman a la décima como vehículo para sus creaciones. 

Este viernes 20 de septiembre, la reinauguración del centro a cargo de la Viceministra de cultura Kenelma Carvajal y Luis Paz (Papillo), en presencia de Nereyda López Labrada, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, diplomáticos de Laos, Chile, Bolivia, Rusia, Nigeria y Angola; escritores y artistas, así como de numerosísimo público, tuvo el acompañamiento de una muestra de artes plásticas de Kamyl Bullauidy dedicada al Cucalambé y que se podrá apreciar hasta el próximo mes en el espacio expositivo del CIDVI.

Al encuentro en la casa de A acudieron el conjunto Palmas y Cañas, junto a los cantantes María del Carmen Prieto, Tony Iznaga (El Jilguerito), Marisol Guillama, María Victoria Rodríguez y Yadelin Álvarez; los poetas Tomasita Quiala, Emiliano Sardiñas, Néstor Guitiérrez, Osvel Suárez, Orlando Laguardia, José Enrique Paz, Idalberto Montero, junto a niños representantes de los talleres de repentismo de Mayabeque y de Santi Spíritus y de las peñas campesinas de la capital.

Un momento entrañable fue la entrega de los galardones correspondientes a la 11na edición del premio de Glosas Indio Naborí que en presencia de Fidel Orta, presidente de la Oficina de Investigación y Promoción dedicada al poeta del pueblo, contando con parte del jurado de esta edición del concurso literario que coordina la filial de San Miguel del Padrón del grupo Aladécima coordinada por la poeta Bertha Gómez, e integrado en esta ocasión por los escritores Jesús David Curbelo, Elaine Villar Madruga y Ramón Elías Laffita, dieron como ganadora a la poeta guaimarense Odalys Leyva por su texto Isla frutecida.

Tonadas, pies forzados, guajiras sones, controversias y memorables saludos a la revolución en agradecimiento por salvar la Casa protagonizaron la tarde y convocaron a los asistentes para cada último jueves darle continuidad a la fiesta que este 20 de septiembre se reinició; un guateque en el medio del Vedado con la complicidad de centenares de amigos.

Están todos cordialmente invitados a la Calle A entre 25 y 27 no falten.    

(Artículo tomado del sitio UNEAC con fotos de la Agencia Cubana de Noticias)

Enlace permanente a este artículo: https://neva.cubava.cu/2019/09/22/reinaugurado-el-centro-iberoamericano-de-la-decima-y-el-verso-improvisado/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.