La Belleza de un Beso de Luis Eduardo Aute, entre las rosas y el mar.

(Este artículo debia haber sido publicado en el mes de Abril, sin embargo, el confinamiento por la Covid 19 y el cierre de las salas de internet obligó a su espera hasta el día de hoy)

Este 4 de abril, en Madrid, tras larga lucha contra las secuelas de un infarto, se fue, Luis Eduardo Aute, amigo entrañable además de nuestra Isla; se fue al alba pero, y como él mismo y dirá eternamente: queda la música. Con su muerte, está de luto la canción más auténtica y la belleza —la del mundo que él creó y el que proyectó con su obra y su vida—. Día amargo para la humanidad que anda perdiendo seres humanos por miles y hoy se acaba de ir uno de sus más entrañables, de los que se entregó siempre rumbo al alba; cantemos con él su Aleluya, y de seguro tocará a las puertas del alma y, nos llevaremos al abrir la sorpresa de alimentarnos con su tierna sonrisa, y al encogernos de hombros nos diga: Pasaba por aquí.        

Voy buscando un amor
que quiera comprender
la alegría y el dolor,
la ira y el placer,
un bello amor sin un final
que olvidé para perdonar.

Es más fácil encontrar
rosas en el mar.

Voy buscando la razón
de tanta falsedad.
La mentira es obsesión
y falsa la verdad.
Qué ganarán, qué perderán,
si todo esto pasará.

Es más fácil encontrar
rosas en el mar.

Voy pidiendo libertad
y no querían oír.
Es una necesidad
para poder vivir.
La libertad, la libertad,
derecho de la humanidad.

Es más fácil encontrar
rosas en el mar.
Rosas en el mar.

Con estas palabras escritas para Luis Eduardo Aute por el trovador y poeta Fidel Díaz Castro en el sitio ¨La Jiribilla¨, inicio el mágico viaje de la memoria a mi encuentro único con este cantautor. Corría marzo del 2008, por cierto, año también bisiesto como este. Luis Eduardo Aute retornaba una vez más a Cuba para participar en el Festival BarnaSants ofreciendo conciertos, dando apertura a una exposición personal y, como regalo especial, presentando en el Sábado del Libro, la edición cubana de su poemario   ¨Poemigas¨.

Era el sábado 23 de marzo. Bien temprano, volé las calles de La Habana en mi gastada Forever de dos ruedas hacia el Palacio del Segundo Cabo, entonces sede del Instituto Cubano del Libro, con el objetivo de adquirir el cuaderno y el encargo de otro para mi colega teclero Radamés Echemendía. Desde allí, en la captura de las sillas  me topaba con el amigo poeta Omar Herrera. El cantautor  y poeta español apareció en recorrido por la Plaza de Armas. Junto con la periodista Sahily Tabares y el trovador Amaury Pérez Vidal, sus 2 prologuistas, Aute dedicó una maravillosa mañana de debate y lectura de poesía. Se definió así mismo un ¨provocador¨.

 Cuaderno en mano, Luis Eduardo Aute me escribió como autógrafo: ¨A NEVALIS ESTE (dibujo en forma de enorme labio que significa BESO) MUY FUERTE, AUTE¨.Solo atiné a decirle: ¨-Gracias por su poesía.-¨. El cantautor poeta, desde sus ojos ocultos por el vidrio, regaló una sonrisa. No lo volví a ver y escuchar, un año después, desde la Plaza de la Revolución en el inolvidable Concierto ¨Paz Sin Fronteras¨.

En su homenaje les regaló en esta Bitácora Cultural, en tiempos de coronavirus y obligado aislamiento en casa, los sencillos versos de POEMIGAS.

Nevalis Quintana Fernández

Poemigas

Autor:Luis Eduardo Aute.

Tres cosas hay en la vida

3 cosas

no se le pueden perdonar

a Dios:

la injusticia

y la estupidez.

Y, sobretodo,

a los hijos de puta.

que creara el sufrimiento

Cuestión de Fe

Se puede ser cristiano

sin ser católico,

se puede ser judío

sin ser sionista,

se puede ser musulmán

sin ser yihadista…

pero,

¿se puede ser ateo sin

sin ser creyente?

Noticias divinas

No seas tan cobarde, Dios,

y da la cara alguna vez,

¿no?

Enlace permanente a este artículo: https://neva.cubava.cu/2020/11/18/la-belleza-de-un-beso-de-luis-eduardo-aute-entre-las-rosas-y-el-mar/

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.