Poeta Post Covid 19

Tras varios meses a la deriva y en aislamiento social por el cierre de las salas de navegación en cumplimiento de las medidas sanitarias para enfrentar la Pandemia Mundial del Coronavirus, regresa a las redes ¨El Poeta teje las estrofas¨. Han terminado, por ahora, más de 7 meses de confinamiento, angustia y batalla por la vida. Como todos los cubanos, viví alejado de mis amigos y seres queridos. Desde casa, en compañía de mi esposa y de palomas que conviven en mi balcón, despertaba con las conferencias del doctor Francisco Durán, un médico que se ha ganado el cariño de los cubanos. Todas las noches  uní mis manos  a los aplausos del pueblo para los especialistas, doctores y científicos que combaten la Covid 19, dentro y fuera de Cuba, salvando vidas.

Tuve la dicha de ser uno de los cubanos que fue parte de un estudio poblacional, en el Consejo Popular Vedado, con la vacuna antimeningocócica VA-MENGOC-BCcon el fin de fortalecer la inmunidad del cuerpo humano frente a la enfermedad. Este estudio fue la base para la creación del primer candidato vacunal cubano contra la Covid 19, conocida como SOBERANA 01.

Como artista también fui parte de las acciones culturales en las redes sociales junto con mis compañeros de Teatro de la Villa, que participó con la obra ¨Cuentos de la Bartola¨ en el 10 Festival Internacional de Títeres Charlot Virtual 2020 de Colombia, y en las convocatorias online de la Peña de Poesía Erótica ¨Los Cinco Sentidos¨ con mi poema ¨En tiempos de Coronavirus¨.

En este andar del silencio sufrí la pérdida de varios amigos. Tambien despedí desde las calles habaneras a la gran Vedette de Cuba, Rosita Fornés y al Historiador de la Habana, Eusebio Leal. Sin embargo, una de las partidas más sentidas la tuve con un gran amigo de las redes, artista y casi pariente familiar, Jesús Chediak, víctima de la Covid 19 desde un conmocionado Brasil, epicentro de la pandemia en América del Sur y bajo un irresponsable gobernante Jair Bolsonaro, que ha apostado al genocidio y  la barbarie de su país frente a la epidemia. Con Jesús Chediak, a quien conocí hace 9 años en Facebook en un reencuentro virtual de familia al cual dedicaré un próximo artículo, compartí su admiración  hacia esta Isla del Caribee intercambiamos criterios sobre el arte, la cultura, la política y la sociedad.

 Por ello, concluyo este artículo con mi breve articulo APLAUSOS DESDE CUBA PARA JESUS CHEDIAK, escrito en la red social al conocer de su deceso, y con la letra de la canción ¨VALIENTES¨del reconocido Dúo Buena Fe, devenido himno en estos meses de las Brigadas Médicas Cubanas del Contingente Internacionalista ¨HENRY REEVE¨ que cumplen misión salvando vidas en varios países afectados por la Covid 19 y cuyo estreno en el Teatro ¨Karl Marx¨ coincidiese los días finales del año 2019 cuando China reportó los primeros casos de coronavirus.

Nevalis Quintana.

APLAUSO ETERNO DESDE CUBA A JESÚS CHEDIAK

Ayer, en una de mis fugaces conexiones a la red por la wifi, supe la noticia de la partida física del gran amigo brasileño Jesús Chediak, víctima de la Covid 19. Hombre de Teatro y la Cultura de Brasil, lazos familiares me unieron a Jesus Chediak, con quien compartía opiniones y mensajes sobre la realidad cultural, social y política. Amigo Solidario de Cuba donde estuvo una vez. En uno de sus últimos comentarios de Facebook alabó la presencia de los médicos cubanos en Lombardía, Italia, que enfrentaban al Coronavirus. El día de su deceso, 8 de mayo, yo recibía la vacuna cubana VA-MENGOC-BC como parte de un estudio poblacional para fortalecer el sistema inmunológico frente a la Covid 19. Ese día brilló sobre el cielo un halo de Sol, casi señal celeste de esperanza. Por ello, anoche a las 9 pm, en el Aplauso a los médicos que combaten la Pandemia, dediqué mi Aplauso Eterno a mi amigo, primo, Jesús Chediak.

Valientes

Antes que todo sea himnos y vítores
Antes que todo sea negociaciones
Hay un preludio espeso, desafinado
Altísimos silencios de sinrazones

Y el miedo va goteando de los valientes
Antes que los sudores y que la sangre
El instinto genuino que ya le advierte
Permutar de destino, se le hizo tarde.

Qué estoy haciendo aquí
Amando a este país como a mí mismo.
No, que va
No hay heroísmo
Vine a darle un beso al mundo y nada más.

Pandemonium, capital de los infiernos
Solo por los temores se filtra el alma
Restos de quien al instante deshicieron
Niños que, tras el hambre, se irán con calma.

Viejos jinetes del horror que han aprendido
Con la distancia, anesteciarnos los discensos
Con sensación de no es aquí, no es a mí, no
Son los míos
Cabalgan sobre nuestro tedio.

Después será no es mi ciudad
Luego será no son mis hijos
Somos la misma humanidad
Todos frente al mismo acertijo.

Qué estoy haciendo aquí
Amando a este país como a mí mismo.
No, que va
No hay heroísmo
Vine a darle un beso al mundo y nada más.

Pero
Qué estoy haciendo aquí
Amando a este país como a mí mismo.
No, nada de heroísmo
Vine a darle un beso al mundo y nada más
Y nada más.

Enlace permanente a este artículo: https://neva.cubava.cu/2020/11/18/poeta-post-covid-19/

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.